Gobierno de Argentina lanza promoción de gasificación del tranporte pesado

El gobierno de Argentina publicó hoy, 1 de julio, el decreto número 440 / 2019 por el que establece una reducción de los derechos de importación para 1000 unidades de transporte pesado a gas natural (autobuses y camiones), y 200 motores adicionales de gas natural para vehículos pesados.

Este decreto, junto con el reglamento NAG 451 publicado el pasado mes de enero, tiene por objetofomentar el reemplazo del combustible diesel por gas natural en autobuses y camiones. A pesar de tener cerca de 2 millones de vehículos de gas natural y casi 2000 estaciones de GNC, el uso en camiones y autobuses es prácticamente inexistente en el país. Las regulaciones nacionales en Argentina se han centrado principalmente en las conversiones fuera de fábrica de automóviles de gasolina, lo que ha hecho prácticamente imposible que las terminales automotrices fabriquen modelos a gas natural, y ha sido totalmente imposible importar cualquier tipo de unidades a gas. Cabe señalar que alrededor del 70% de los vehículos vendidos en Argentina (gasolina y diesel) son importados.

Iveco y Scania ya se han inscripto en el Ente Nacional de Regulación del Gas (ENARGAS) para poder importar camiones y autobuses a gas. El decreto de hoy reduce los aranceles de importación de 35% a entre 2 y 5%, brindando una clara señal de apoyo de la Administración y un incentivo económico para los usuarios.

Global Gas Mobility ha estado trabajando estrechamente con IVECO y SCANIA, y también en colaboración con ENARGAS y funcionarios gubernamentales para promover el uso del gas natural en el sector del transporte.

Argentina necesita urgentemente aumentar y garantizar la demanda de gas natural, en respuesta al aumento de la producción de gas de esquisto (shale gas) de Vaca Muerta, en la Patagonia. Se espera que el uso de gas (GNC y GNL) en el transporte proporcione un rápido aumento de la demanda, no afectada por la estacionalidad. El gas de esquisto de Vaca Muerta cubre alrededor del 38% de la demanda en el país, y ha permitido a Argentina reiniciar las exportaciones a Chile y cancelar la operación de la terminal de importación en Bahía Blanca. También ha permitido la primera exportación de GNL desde el mismo puerto, a través del buque flotante de licuefacción TANGO, operado por Exmar.

Deja tu comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *