Vehículos eléctricos: no son el remedio para el cambio climático, dice el principal Think-Tank de Alemania

Los vehículos eléctricos apenas ayudarían a reducir las emisiones de CO2 en Alemania en los próximos años, ya que la introducción de vehículos eléctricos no necesariamente conlleva una reducción en las emisiones de CO2 del tráfico carretero. Los motores de combustión de gas natural son la tecnología ideal para la transición a vehículos propulsados ​​por hidrógeno o metano "verde" a largo plazo.

Teniendo en cuenta la combinación actual de producción de energía de Alemania y la cantidad de energía utilizada en la producción de baterías, las emisiones de CO2 de los vehículos eléctricos con batería son, en el mejor de los casos, muy poco más altas que las de un motor diesel, y generalmente son mucho más altas.

Los autores muestran que incluso con la tecnología actual, las emisiones totales de un motor de combustión impulsado por gas natural son ya casi un tercio más bajas que las de un motor diesel.. "A largo plazo, la tecnología de hidrógeno y metano ofrece una ventaja adicional: permite que el excedente de energía eólica y solar generada durante los picos se almacene, y estos excedentes experimentarán un fuerte aumento a medida que crezca la participación de esta energía renovable", dijo el Profesor Buchal uno de los autores del estudio.

En su estudio, los autores critican el hecho de que la legislación de la UE permite que los vehículos eléctricos se incluyan en los cálculos de emisiones de la flota con un valor de cero emisiones de CO2, ya que esto sugiere que los vehículos eléctricos no generan tales emisiones. La realidad es que, además de las emisiones de CO2 generadas en la producción de vehículos eléctricos, casi todos los países de la UE generan emisiones de CO2 significativas al cargar las baterías de los vehículos utilizando sus canastas nacionales de producción de energía. Los autores también tienen una visión crítica de la discusión sobre los coches eléctricos en Alemania, que se centra en los vehículos que funcionan con baterías cuando otras tecnologías también ofrecen un gran potencial: los vehículos eléctricos que funcionan con hidrógeno o los vehículos con motores de combustión alimentados con metano verde, por ejemplo. “La tecnología del metano es ideal para la transición de vehículos de gas natural con motores convencionales a motores que algún día funcionarán con metano de fuentes de energía sin CO2. Siendo este el caso, el gobierno federal alemán debe tratar todas las tecnologías por igual y promover soluciones de hidrógeno y metano también ". Destaca el profesor Sinn otro de los autores.

Fuente: CESifo Group Munich (Instituto Ifo es uno de los institutos de investigación económica líderes en Europa)

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *